Paycomet Logo

Ecommerce

Un ecommerce es un espacio de compraventa de productos y servicios en internet. Sinónimo de tienda online o virtual, en él, tanto las operaciones de compra y venta, así como el contacto con los consumidores, se lleva a cabo a través de la red.


¡Un ecommerce sin una buena pasarela de pago no es nada!

Integra la pasarela de pagos PAYCOMET en tu ecommerce. Prueba 3 meses gratis, sin ninguna clase de compromiso

Qué es un ecommerce 

Un ecommerce es, por definición, un sistema de compraventa que tiene lugar por medio de Internet. 

Es decir, un ecommerce es una tienda o comercio que recibe pagos por medio de internet y utiliza herramientas digitales para comercializar y hacer entrega de sus productos o servicios. 

Por supuesto, los ecommerce también necesitan hacer uso de empresas físicas como las de entregas de pedidos. Pero en esencia, Internet es su principal medio de intercambio. 

Tipos de ecommerce ¿Cuáles son? 

Ecommerce

Podemos diferenciar muchos tipos de ecommerce según los criterios de clasificación que utilicemos. Intentaremos resumir lo más posible esta información, ya que no es esencial para entender qué es y cómo funciona un comercio electrónico

  • Perfil comercial

Según el público objetivo, podemos encontrar los siguientes tipos de ecommerce

  • B2B (Business to Business): son todos aquellos negocios que tienen como público objetivo otras empresas o comercios. 
  • B2C (Business to Consumer): en este apartado se encuentran los negocios que comercializan productos para consumidores o particulares. 
  • C2B (Consumer to Business): aunque son los menos comunes, hay algunos ecommerce en los que particulares ofrecen productos y servicios a empresas. Es el caso de las plataformas de Freelance, donde distintos negocios pujan por los servicios que ofrece un particular. 
  • C2C (Consumer to Consumer): durante los últimos años muchos negocios C2C se han popularizado. Son ecommerce donde los particulares pueden vender productos o servicios a otros particulares. Algunos ejemplos son Wallapop, Vinted o eBay.
  • Modelo de negocio

Los ecommerce también pueden dividirse según su modelo de negocio.  Según esta clasificación hay 6 tipos de ecommerce: 

  • Servicios: en primer lugar, deberemos separar a aquellos ecommerce que ofrecen servicios de los que comercian con productos. Su funcionamiento será esencialmente distinto. 
  • Tienda digital: podemos llamar tienda digital a aquellos ecommerce que venden productos propios. Es decir, de su propia marca. Suelen ser negocios más pequeños que los que veremos a continuación. 
  • Marketplace: son grandes ecommerce que ofrecen productos de marcas diversas. El ejemplo más claro podría ser Amazon. 
  • Negocios de afiliación: aunque hay quienes no consideran este tipo de negocios como tiendas online, finalmente ofrecen y comercializan productos. Sin embargo, y a diferencia del resto de opciones de esta lista, la transacción tiene lugar en un ecommerce externo. 
  • Dropshipping: aunque a simple vista pueden parecer un Marketplace, en estos negocios no se realizan envíos ni se dispone de stock. En su lugar compran los productos en un negocio externo que envía el producto al cliente. En ocasiones, en el Dropshipping se produce un aumento del valor del producto al recibir un tratamiento especial por parte del propietario del negocio. Por ejemplo, llevar la firma de un famoso o recibir un envoltorio especial. 
  • Suscripciones: ya ofrezcan servicios o productos, los ecommerce por suscripciones o membresías buscan generar compras recurrentes. Para ello ofrecen planes mensuales, semanales o anuales a sus clientes. 

Ventajas y desventajas de montar un ecommerce 

Es evidente que montar un ecommerce conlleva un esfuerzo económico y de tiempo importante, por lo que muchos se preguntan cuáles son las ventajas y las desventajas de este modelo de negocio. 

Empecemos por las ventajas: 

  • Aumento de la clientela: este beneficio será importante para quienes ya tienen una tienda física y quieren dar el salto a internet. Un ecommerce puede ayudarte a obtener un mayor número de clientes, y aumentando así tus ventas. 
  • 24 horas disponible: los ecommerce no necesitan dependientes ni empleados que atiendan a los clientes. Estos pueden entrar y gestionar sus compras a cualquier hora, cualquier día del año. Esto te permitirá recibir pedidos las 24 horas del día. 
  • Reducción de costes: si estás pensando dejar el modelo de tienda física, o estás dudando entre ambos modelos, podemos decirte que ecommerce por norma general produce menos gastos. En algunos, como el Dropshipping, ni siquiera es necesario contar con stock.  
  • Mejora el margen de beneficios: al reducir en costes y mejorar las ventas, el margen de beneficios aumentará considerablemente. 
  • Negocios escalables: los ecommerce son negocios escalables. Esto quiere decir que con la página web y la pasarela de pagos correcta podrás ir creciendo sin tener que hacer una gran inversión. Mientras que con un negocio físico el crecimiento del comercio puede requerir de obras, mudanzas o adquisición de nuevos locales, escalar en internet es mucho más sencillo si cuentas con las herramientas adecuadas. 

Por otro lado, montar un ecommerce puede tener algunas desventajas. Aunque podríamos considerar que más que contras, estos son retos a superar por el propietario de una tienda online: 

  • Confianza: algunos segmentos de la población no están acostumbrados a las compras por internet, lo cual puede provocar cierta falta de confianza. Es un reto que deberás proponerte como propietario ofrecer una alternativa segura y confiable que enseñe a todos estos usuarios que comprar en un ecommerce no tiene por qué ser peligroso. 
  • Requiere acceso a internet: en este caso, como propietario tienes poco que hacer. Todavía existen estratos de la sociedad (especialmente en zonas del segundo y tercer mundo) que no tienen acceso a Internet, y que por tanto no podrán comprar tus productos. 
  • Requisitos técnicos: por supuesto, para poder gestionar un negocio online necesitas tener conocimientos sobre informática avanzados. Si no es tu caso, deberás contratar a una persona que gestione las dificultades técnicas por ti. 

Pasos para montar un ecommerce desde cero 

Ecommerce

Montar un ecommerce desde cero no es sencillo, pero si lo consigues podrás disfrutar de un modelo de negocio rentable y con mucho margen de crecimiento. Para conseguirlo tendrás que seguir los siguientes pasos: 

  • Concepto y análisis del proyecto

El primer paso para construir cualquier negocio desde cero es tener una buena idea. La originalidad y particularidades del concepto serán no solo fundamentales para su éxito, sino que son puntos a tener en cuenta cuando vayamos montando el negocio. 

Para asegurarte de que tu idea es buena, sométela a un análisis en profundidad. Pregúntate qué aportarás a tus clientes, y si es algo único o que ya se ha hecho en el mercado actual. También deberás analizar otros factores del proyecto, como si es factible su ejecución, o cuáles serán las necesidades específicas de tu modelo de negocio. 

En este paso te recomendamos que cuentes con el asesoramiento de un experto, ya que la propuesta de valor y el estudio de la demanda y la competencia son aspectos técnicos claves para el desarrollo y posterior éxito de tu negocio. 

  • Aspectos técnicos

Una parte fundamental de un ecommerce es que debe contar con una plataforma online desde la cual los clientes puedan hacer sus compras. Para esto necesitarás una página web funcional que sea segura y cómoda de usar. 

En este aspecto también es recomendable contar con un equipo de profesionales que puedan hacer de tu sitio web el mejor de Internet. Debe ser rápido, seguro y fácil de entender y usar. 

También deberás diseñar el aspecto de la web, y la forma en la que se ofrecerán los productos o servicios a los posibles compradores. 

  • Pasarela de pagos

Un paso fundamental en el proceso de montar un ecommerce será incluir una pasarela de pago en la web. Una vez que esté lista será hora de decidir cuál es la mejor para tu negocio. 

Te recomendamos que priorices aquellas que garantizan la máxima seguridad de tu negocio, y que, al igual que tu web, son rápidas y cómodas de usar. 

Pagar es un proceso que pone en tensión a los compradores, por lo que debes procurar que sea lo más confortable posible. Métodos de pago diversos, información clara, certificados de seguridad, son solo algunos de los elementos fundamentales de una pasarela de pagos para que los clientes puedan completar sus compras con tranquilidad y de forma segura. 

Mejor pasarela de pago para un ecommerce 

Banner informativo de 3 meses gratis de paycomet

Siguiendo con el punto anterior, nuestra recomendación es, sin duda, PAYCOMET.

Nuestra pasarela de pagos es segura, fácil de usar y se integra con facilidad en tu página web por lo que no tardarás mucho en tenerla en marcha. 

Con PAYCOMET podrás ofrecer a tus clientes todos los métodos de pagos que puedas imaginar (Tarjeta, Bizum, Klarna PAY Now, etc.), ya que nos esforzamos por mantenernos siempre  a la vanguardia de los ecommerce. 

Además, nuestra pasarela de pagos es una de las más seguras del mercado, contando con un certificado PCI – DSS Nivel 1, la certificación más alta en Internet. 

Diseñamos nuestro producto pensando en tus clientes, y por eso nuestra pasarela es rápida y eficaz, e integra las últimas tecnologías para que puedas conseguir cobrar a tus compradores bajo cualquier circunstancia. Ofrecemos pagos con código QR, Pay by Link, por SMS o con autorización por llamada, en un Call Center. 

Por todo esto, PAYCOMET es la mejor pasarela de pagos para poner en marcha tu ecommerce. 

Preguntas frecuentes sobre un ecommerce

¿Cómo funciona un ecommerce?

Un ecommerce funciona siempre a través de medios digitales. Por ejemplo, un ecommerce como Amazon ofrece a sus clientes compras a través de Internet, ya sea en su plataforma web o en su app móvil. También les permite pagar por este medio.

¿Qué servicios ofrece un ecommerce? 

Un ecommerce puede ofrecer todo tipo de servicios o productos, siempre y cuando pueda comerciarlos a través de Internet. A día de hoy, prácticamente todos los servicios pueden ofrecerse y contratarse de forma online. 

Por ejemplo, pese a que un albañil tendrá que trasladarse a una casa para ejercer su profesión, sería posible contratarlo y pagar por su servicio a través de un ecommerce. 



¿Quieres un ecommerce perfecto?

Prueba la pasarela de pagos PAYCOMET 3 meses gratis y haz que tu ecommerce empiece a crecer

← Atrás Volver al blog

También te puede interesar

Checkout en español podría traducirse como «pagar la cuenta e irse», y hace referencia a ese momento en que la intencionalidad de compra del cliente se convierte en una transacción, es decir, cuando el consumidor ya ha añadido  productos al carrito de compra y completa el proceso de pago. Veamos más sobre ello. ¿Qué es […]

saber más

EL KYC bancario o por sus siglas en inglés Know Your Customer (Conoce a Tu Cliente), se refiere a los procesos establecidos que realizan las entidades para verificar la identidad de sus clientes y conocer qué tipo de operativa van a realizar.  Es un procedimiento que se debe realizar para cumplir con la normativa vigente […]

saber más

Un marketplace en ecommerce es un tipo de tienda online donde compradores pueden encontrar productos de diferentes vendedores.  ¿Sabías que en España la palabra marketplace está siendo cada vez más buscada a través de Google?: 40 puntos de interés en 2017 vs 78 puntos de interés en 2019.  Esta tendencia se ve reforzada con el […]

saber más
1 2 6
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.