Paycomet Logo

¿Qué es un TPV Virtual?

PAYCOMET Ecommerce

Si estás pensando en lanzar un negocio online, es probable que hayas escuchado varias veces que necesitas un TPV virtual. Pero, ¿qué es un TPV virtual? ¿Cómo funciona este elemento que, todos afirman, es clave en cualquier ecommerce? 

En este artículo nos hemos propuesto resolver todas tus dudas sobre TPV virtuales. Sigue leyendo para encontrar todas las respuestas que necesitas.


Apuesta por el TPV Virtual de PAYCOMET

Hazte con el TPV Virtual de PAYCOMET y pruébalo 3 meses totalmente gratis

¿Qué caracteriza a un TPV Virtual? 

Que es un TPV Virtual

Llamamos TPV virtual a un software o programa informático que emula el funcionamiento de un datáfono dentro de una página web o comercio electrónico (ecommerce). Es decir, permite a tus clientes pagar con tarjeta de débito o crédito. 

Pese a que esta es la definición básica, los TPV virtuales han cambiado con el tiempo y muchos de ellos ya permiten incluir otros muchos métodos de pago, como PayPal o Bizum. 

Este TPV virtual, al igual que sucedería con un datáfono, debe ir necesariamente ligado a una cuenta bancaria. Esto no quiere decir, no obstante, que sea obligatorio solicitarlo en un banco. 

Algunas empresas proveedoras de servicios de pago, como por ejemplo PAYCOMET, te permitirán vincular tu TPV virtual a la cuenta bancaria de tu negocio y operar en toda la Unión Europea.

Además, estos TPV virtuales deben admitir el mayor número de tarjetas posibles, ya que habitualmente a través de internet estaremos ofreciendo nuestros productos al mundo entero, y es probable que debamos aceptar pagos con métodos muy diversos. 

¿Hay diferentes tipos de TPV Virtual? 

Lo cierto es que, en esencia, todos los TPV virtuales son, al menos, similares. Esto no quiere decir que no existan diferencias entre uno y otros, pero por lo general su funcionamiento es igual. 

Sin embargo, sí que existen distintos tipos de TPV virtuales en función del grado de seguridad que ofrecen. De esta forma, podemos diferenciar tres tipos: 

TPV virtual con sistema 3D Secure

Con el protocolo 3D Secure activado, el TPV virtual sólo admitirá el pago de tarjetas que tengan habilitado el pago seguro con este mismo sistema. 

La diferencia con otros TPV virtuales es que, tras introducir los datos de la tarjeta, el cliente será reconducido a su banco para introducir una clave adicional de seguridad, consiguiendo así una mayor seguridad. 

También tiene su desventaja, y es que el proceso es más largo, más lento y, en ocasiones, más complicado. Pero es fundamental ofrecer seguridad a tus clientes, así que es probablemente la mejor opción. 

Este tipo de TPV virtuales son muy comunes en tiendas online o ecommerce

TPV virtual sin sistema 3D Secure

Las grandes empresas y corporaciones internacionales prefieren este tipo de TPV virtual, que no implementa el protocolo 3D Secure y, por tanto, acepta los pagos con cualquier tipo de tarjeta, tengan o no habilitada la seguridad que ofrece este sistema. 

La principal ventaja que supone es que el tiempo de pago se acorta de manera significativa, lo que permite a las grandes corporaciones facturar cantidades mayores de dinero. 

Sin embargo, este tipo de TPV virtual estará mucho más expuesto a la suplantación de identidad. 

TPV virtual con sistema Mixto

El sistema mixto establece un máximo que puede pagarse sin protocolo 3D Secure. De esa manera, los pagos pequeños pueden hacerse de forma rápida sin pasar por el sistema de seguridad y con cualquier tipo de tarjeta. 

Por otro, si el pago es más elevado el cliente deberá contar con una tarjeta que tenga habilitado el protocolo 3D Secure, y por tanto tendrá que verificar su compra en la app o el portal web de su banco. 

Diferencias entre un TPV Virtual y un datáfono

Qué es un TPV Virtual

La principal diferencia entre un TPV virtual y un datáfono es que el primero está diseñado para funcionar de forma online, sin necesidad de un objeto físico que capture la información de las tarjetas bancarias, mientras que el segundo es un terminal material. 

Es decir, un datáfono es un TPV físico; un objeto que es capaz de captar la información de una tarjeta y enviarla a tu banco para que este gestione el pago. 

El TPV virtual hace exactamente lo mismo, pero el cliente debe introducir de forma manual los datos de su tarjeta bancaria, o escanearla utilizando un teléfono móvil. 

Es por eso que los datáfonos se utilizan en tiendas y locales físicos, y los TPV virtuales en negocios online y ecommerce. 

Preguntas frecuentes sobre qué es un TPV Virtual 

¿Cómo funciona un TPV virtual?

Un TPV virtual recoge la información de pago de tu cliente, y posteriormente la envía a tu entidad bancaria. Una vez allí, tu banco compara los datos recibidos con la entidad emisora del pago. Si todo es correcto, el pago se realiza y tu TPV virtual te informa del resultado de la operación. 

¿Para qué sirve un TPV virtual?

Un TPV virtual sirve para que tus clientes puedan pagar por tus productos o servicios a través de internet utilizando sus tarjetas bancarias (de crédito o débito). 

¿Existen TPV virtuales gratis?

No, no existen TPV virtuales completamente gratuitos. Sin embargo, sí que existen algunos muy económicos como el de PAYCOMET, que cuenta con una tarifa plana de 19 euros al mes. 

Además, el plugin de PAYCOMET, que puedes integrar de forma sencilla en cualquier ecommerce que haya sido creado con un CMS, es gratuito.


TPV Virtual de PAYCOMET para tu negocio online

Con el TPV Virtual de PAYCOMET, la gestión de los cobros y pagos te resultará mucho más sencilla. ¡Prúebalo ahora!

← Atrás Volver al blog

Artículos relacionados

21/07/2021

Aprender cómo cobrar a tus clientes por SMS puede ser un punto de inflexión para tu negocio. Este método...

18/05/2020

¿Eres freelance o autónomo y quieres ofrecer servicios online? ¿Tienes un negocio offline pero necesitas recibir pagos online? ¿Envías...

16/09/2021

¿Estás buscando un CMS para tu ecommerce? Las tiendas digitales necesitan gestores de contenido muy particulares, ya que tienen...

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.